Si Google es Dios, ¿cómo llevar tu web al cielo?

El mundo de la web es tan cambiante que si nos perdemos un segundo ya estamos desactualizados, ¡es increíble! Entre 500 y 600 actualizaciones anuales del algoritmo de Google nos pueden penalizar implacablemente o llevarnos al preciado Olimpo de la primera página. Pero, ¿cómo evitar que el todopoderoso buscador nos salga con una de las suyas?

Si quieres que el site de tu empresa, tu blog personal o cualquier otro emprendimiento digital sea exitoso en el ciberespacio, no dejes de leer estos 5 básicos consejos para enamorar al amo y señor del Internet.

El SEO tradicional es cosa del pasado

El SEO tradicional murió, así tan crudo como suena. Eso de inventarse palabras claves artificiales y forzar contenidos para posicionarse ya no sirve para nada. Los últimos cambios en el algoritmo premian la naturalidad y sobre todo el contenido 100% original. ¡A Google no le gustan los copiones!

En Internet es mejor enlazar que citar. No pierdas tiempo con textos tediosos que le interesarán a unos pocos, lo ideal es colocar los links pertinentes y que sea el usuario el que decida hasta dónde quiere llegar.

Ponte siempre en el lugar del usuario

Muchos piensan que el SEO es nada más la parte técnica del asunto cuando en realidad no es nada más que eso. ¿Leerías tu propio blog?, ¿tus publicaciones están fáciles de ubicar dentro de tu sitio web?, ¿ofreces contenido interesante y enlazado en forma lógica? Si es así, entonces vas por buen camino. Cuando hablamos de posicionamiento en buscadores, hablamos de sentido común.

Conviértete progresivamente en una autoridad en tu área

A Google sin duda le gustan los expertos. No importa si pretendes crear un espacio de divulgación científica, de recetas de cocina o inclusive un página repleta de humor y ocurrencias de tu vida diaria; si Google comprueba que realmente sabes sobre lo que publicas, irremediablemente te va a posicionar. ¡No hay misterios ni fórmulas mágicas!

Mantén tu sitio actualizado

Imagínate que tienes un negocio y terminas abandonándolo, no repones el inventario y dejas que el polvo y las telarañas se apoderen de todo… ¿Qué pasaría? ¡Tu empresa se iría a la quiebra! Igual pasa con los sitios web, si no los nutres de contenido constantemente no hay diseño que valga. Además, los usuarios de Internet tienen muy mala memoria. No dejes que se olviden de ti.  

Ten tu sitio optimizado para móviles

Desde el 21 de Abril de 2015, Google borró del mapa a todos los sitios que no tuvieran diseño responsive. Entonces, optimizar tu página web para que se vea correctamente en teléfonos celulares, tablets y afines, más que una moda ya es una obligación.

¿Estás preparado para estar entre los primeros 10 resultados de Google?